La mejor información sobre el mundo del TAXI


24/05/2019 13:27:27 - Gaceta del Taxi

La generación Z se sube al taxi con ganas e ilusión


A pesar de su juventud, Akram Amarouch tiene muy claro lo que quiere hacer en su vida. Ser taxista. Y lo ha conseguido tras aprobar la cartilla del taxi, un examen que considera “bastante difícil” y que se ha preparado en eCartilla. “Hemos tenido un buen profesor, que me ha transmitido mucha confianza”, explica sobre el curso realizado. También sobre cómo ve el futuro del taxi y si no tiene miedo a la competencia, “no me asusta lo que está por llegar”.

 

 

Gaceta del Taxi.- ¿Qué te ha animado a ser taxista? ¿Tenías familia dentro del sector?

 

Akram Amarouch.- Realmente me he animado yo mismo, aunque tengo un tío que es taxista que de hecho se compró hace poco su licencia. Siempre he visto que le ha ido muy bien en el taxi, ha hablado siempre muy bien del sector del taxi y es lo que me ha terminado de convencer para meterme en el sector siendo tan joven.

 

Siempre me ha gustado mucho el trato con el cliente. Estudié cocina y hotelería, y la hostelería me gustó muchísimo pero no la cocina. Ahí es donde me di cuenta de que las relaciones públicas son lo mío, y cuando me saqué el carné de conducir, como desde pequeño siempre me han gustado mucho los coches, el taxi tiene lo mejor de ambos mundos, por un lado conducir y por otro estar siempre en contacto con los clientes. Pienso que me voy a sentir muy cómodo.

 

G.T.- ¿Y no tienes miedo a que, con la competencia, el sector no tenga futuro?

 

A.A.- Para nada, no me asusta lo que esté por llegar. E Radioteléfono me han dicho que trabajo hay y es cierto, porque ya me han ofrecido trabajo como conductor. De momento empezaré como conductor, y en un futuro me veo comprándome una licencia. A día de hoy todavía vivo con mis padres y puedo ahorrar un poquito, así que una vez empiece a trabajar mi intención es ahorrar lo suficiente para tener mi propia licencia y trabajarla en el futuro.

 

G.T.- ¿Crees que el taxi tiene que mejorar en algún aspecto para hacer frente a la competencia de las VTCs?

 

A.A.- Es verdad que durante años el taxi ha descuidado un poco al usuario y desde el sector podemos hacer mucho más que llevar a personas en el taxi. Podemos informar de eventos, museos, restaurantes de moda…

 

También creo que el taxi necesita un lavado de imagen, ir más alegres, mejor vestidos, bien aseados, como en cualquier puesto de  trabajo. Al final el usuario se queda con eso, y si tú has tratado muy bien al cliente, va a volver.Es verdad que la huelga ha hecho daño a la imagen del sector, pero creo que ha sido algo puntual, y me parece muy bien que hayan salido a reclamar sus derecho porque debería haber unas normas que regulen las VTCs. Entiendo que los compañeros hayan salido a defender sus derechos a la calle.

 

G.T.- Tienes 19 años, perteneces a la llamada generación Z, y es precisamente entre la gente más joven que triunfan las apps de VTCs. ¿Por qué crees que se han hecho hueco entre los más jóvenes?

 

A.A.- La gente de mi edad no está bien informada sobre cómo funcionan los taxis. El otro día hablaba con un compañero y me dijo que no pedía taxi porque siempre venía cobrando “con 20 euros”. Eso es mentira, porque el taxi, como mucho ,te puede cobrar hasta 5 euros máximo. La gente joven no sabe esto, y al final la competencia se aprovecha de esta desinformación, y de las nuevas tecnologías, para ofrecer un servicio que no es mejor que el taxi.

 

Además, tampoco saben que a estos conductores no se les exige nada mientras que a los taxistas se nos exigen unos estándares bastante altos para acceder a la profesión. Me parece muy injusto que mis compañeros y yo tengamos que conocernos la ciudad entera para que luego lleguen ellos y por vestirse bien e ir en un coche negro intenten dar un servicio como nosotros.

 

PUEDES LEER LA ENTREVISTA COMPLETA EN NUESTRO NÚMERO DE MAYO