La mejor información sobre el mundo del TAXI


25/11/2021

Obligado un taxista a pagar 15.000 euros a un conductor de autobús


Si eres taxista en una zona rural de Cantabria y quieres participar en un concurso de transporte escolar, debes saber que tienes la obligación de subrogar al conductor de autobús que figuraba en el anterior contrato. Es decir, que o bien tienes que contratarle para que haga él la ruta como conductor asalariado de tu taxi, o bien debes pagarle una indemnización con la cantidad que corresponda, que en muchos casos es superior a la del propio contrato.

 

Esto es lo que le ha sucedido a un taxista del municipio de Reocín, al que ahora el Juzgado de lo Social número 5 de Santander ha condenado a indemnizar con 15.000 euros a un conductor de autobús. La Federación Cántabra del Taxi ha reaccionado denunciando públicamente esta “absurda” norma y señalando que todo responde a “una trama” entre la propia Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria y las empresas de autobuses.

 

“La Consejería de Educación saca a concurso las rutas escolares, hasta ahí todo normal. Pero dentro del pliego se incluye un anexo que especifica que los conductores existentes ya en cada ruta han de ser subrogados por la empresa que resulte adjudicataria”, explica Manu Andoni Ruiz, presidente de la federación de taxistas, que recuerda que esta situación lleva años siendo denunciada por la organización.

 

Una vez incluida esa condición en el pliego, las empresas de autobuses “recurren a la picaresca” y adscriben a las rutas escolares a conductores con muchísima antigüedad. De esta forma lo que consiguen es “espantar” a los taxistas que quieran presentarse en los concursos, ya que en muchos casos estarían obligados a pagarles una indemnización al conductor superior a la del propio contrato.

 

Exactamente esta situación se ha dado con el taxista ahora condenado por el juzgado. Además, en este caso, la realidad se ha vuelto aún más compleja. Este taxista se presentó a un concurso de ruta escolar y contaba con mejores condiciones económicas que sus competidores. La Consejería, aún sabiendo que resultaba un 30% más barato, rechazó concederle al taxista la ruta, y éste tuvo que recurrir al Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales. Este pasado mes de mayo finalmente dicho tribunal le dio la razón y empezó a prestar servicios escolares durante el mes y medio que quedaba de curso. Es decir, no pudo ofrecer los servicios que le correspondían durante prácticamente todo el curso escolar.

 

Además de no poder realizar los servicios del concurso del que legalmente era adjudicatario, ahora la Justicia obliga al taxista a pagar 15.000 euros de indemnización a un conductor de autobús que figuraba en el anterior contrato. Pero es que, para mayor gravedad, una vez que el Tribunal finalmente otorgó la ruta al taxista, la Consejería de Educación ha decidido suprimirla. Esto ha sido denunciado por la Federación Cántabra ante la Fiscalía en lo que consideran un “sinsentido”.

 

Los taxistas cántabros afirman estar “hartos” de esta situación y se sienten “en un callejón sin salida que deja poco margen al taxi rural”. Desde la Federación Cántabra lamentan también el poco impulso que han recibido de la Asociación Nacional del Taxi (Antaxi) en este asunto, y recuerdan que en el taxi no solo está el problema de las VTCs, sino que hay muchas zonas de España donde el taxi rural debe ser defendido para mantener su subsistencia./TAMBIÉN ES NOTICIA