La mejor información sobre el mundo del TAXI


15/09/2021

Multimodalidad verde para un futuro cero emisiones


Sesenta mil kilómetros al año. Esto es lo que recorre, de media, un taxi español. Sin embargo, a pesar del impacto medioambiental que esto supone, en Madrid y en Barcelona el número de taxis eléctricos que circulan por sus calles es todavía inferior al 1%. La falta de una buena red de carga y el todavía elevado coste total de propiedad de un vehículo cero emisiones son algunos de los inconvenientes a los que se enfrentan quienes quieren pasarse al eléctrico. Solucionar estos problemas y fomentar la electrificación del parque automovilístico es uno de los objetivos del Gobierno, que acaba de poner sobre la mesa 24.000 millones con el fin de alcanzar, en 2023, los 250.000 vehículos eléctricos matriculados y entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga en toda la red nacional.

 

Esta inyección va a suponer un importante punto de inflexión para la movilidad futura que requiere de un compromiso a todos los niveles. También de las plataformas multimodales globales como Uber, que además de haber transformado la forma de moverse por los grandes núcleos urbanos, mantienen un firme compromiso con el medioambiente. Tal y como han recogido en su informe Spark! Uber’s commitments to electrification, su meta es que todos los viajes de la compañía sean eléctricos en 2030 y que en 2040 esta plataforma esté libre de carbono en 10.000 ciudades y seis continentes.

 

Un ambicioso reto que esperan alcanzar con diferentes proyectos como Uber Green, que llegará a nuestro país próximamente. Según explican en nota de prensa,  “estamos ante una nueva solución de movilidad eléctrica para los pasajeros que deseen hacer viajes más ecológicos”. Disponible ya en 37 ciudades europeas, el usuario puede elegir entre taxis, vehículos de alquiler con conductor, patinetes, motos o bicicletas eléctricas para sus desplazamientos. Diferentes alternativas complementarias al transporte público “para lograr la reducción del uso del coche privado, enemigo fundamental de la sostenibilidad”.  

 

Alianzas corporativas 

No es este su único compromiso sostenible. Esta misma plataforma colabora con otras empresas para facilitar la adquisición de modelos eléctricos a sus conductores. Tal y como señalaba en el mes de julio Juan Galiardo, director general de Uber en nuestro país, “para alcanzar nuestro objetivo de convertirnos en una plataforma de cero emisiones es imprescindible trabajar de la mano de los fabricantes de referencia”. Por ello, a comienzos del verano firmaron un acuerdo con Nissan que permitirá a los titulares de licencia que trabajan con la plataforma la compra de vehículos eléctricos con descuentos de hasta el 25%. Para el taxista, conducir un eléctrico supone también una importante ventaja económica, con un ahorro de más de 4.000 euros anuales.  Una realidad imparable a la que se van sumando nuevas iniciativas empresariales y nuevas flotas con el propósito de agilizar la transición hacia un futuro verde ya imparable.