La mejor información sobre el mundo del TAXI


20/12/2017 09:48:23

El taxi vence a Uber en Europa


El taxi recibe su mejor regalo de Navidad desde Luxemburgo. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado en el día de hoy que Uber es una empresa de transporte y no un mero intermediario perteneciente a las denominadas sociedades de la información. De este modo, la compañía necesitará autorizaciones para operar en los Estados Miembros Se trata de una decisión fundamental para el taxi, que en 2014 denunció a la empresa por competencia desleal, consiguiendo además el bloqueo de su aplicación UberPOP en nuestro país.

 

La sentencia se centra en el servicio de transportes entre particulares que Uber introdujo en España en el año 2014, conocido como Uberpop. Ese mismo año, la Asociación Profesional Élite Taxi Barcelona interpuso una demanda contra la empresa ante el Juzgado de lo Mercantil Nº3 de Barcelona solicitando la sanción para Uber Systems Spain, que es la filial que gestiona la aplicación, por competencia desleal hacia el sector del taxi. También en Madrid, la Asociación Madrileña del Taxi, AMT, llevó ante los tribunales la aplicación, consiguiendo su cierre desde diciembre de 2014. 

 

El Juzgado de Barcelona decidió entonces plantear al Tribunal de Justicia de la Unión Europea una serie de cuestiones prejudiciales que ayudaran a aclarar cuál era la naturaleza jurídica de Uber, también planteadas desde el juzgado madrileño que aplicó medidas cautelares contra la app. Esta cuestión era muy importante puesto que si como defendía Uber, se hubiera demostrado que pertenecían a las denominadas sociedades de la información, éstas cuentan con una serie de principios favorables de libre prestación de servicios. Sin embargo, ahora el TJUE ha determinado que es una empresa de transportes, marcando un precedente en la Unión Europea en lo que respecta a la denominada "economía colaborativa".

 

Ya en el mes de julio, el Abogado General de la Unión Europea, el polaco Maciej Szpunar, aseguró en su dictamen previo a esta decisión del TJUE que Uber era una empresa de transporte y que, como tal, necesitaba autorizaciones para operar. 

 

Uber, por su parte,  ha defendido que solo es una aplicación que sirve como intermediaria entre los conductores y los usuarios que solicitan un transporte.