La mejor información sobre el mundo del TAXI


09/06/2021

Denunciada la junta de Élite Bcn por presunta estafa electoral


Un miembro de la Asociación Profesional del Taxi de Barcelona ha denunciado a la junta directiva por una supuesta estafa electoral en las elecciones que celebró la organización el 18 y 19 de septiembre de 2020.

 

La parte denunciante señala que, entre otras irregularidades, en los comicios a la junta directiva se contabilizaron votos de “no socios” y se duplicaron votos. Las elecciones se realizaron combinando el voto presencial y el voto telemático, y el socio denunciante sostiene que es sospechoso que en el voto presencial la candidatura ganadora solo venció por un voto, mientras que por la vía telemática sacó el cuádruple de los votos.

 

Apunta también el taxista demandante que el censo podría haber sido manipulado por la candidatura vencedora de las elecciones. En este punto, Alberto Álvarez, coordinador del grupo que resultó vencedor en los comicios de septiembre en Élite Barcelona, asegura que la aplicación empleada para el voto telemático es “100% segura” y que la candidatura denunciante "conoció perfectamente el censo que se firmó por la junta electoral y por los interventores".

“Todas las actas están firmadas y el conteo de votos también y ellos lo conocen. Tenemos toda la documentación y se van a dar otra vez de frente contra la justicia”, explica un confiado Álvarez, quien apunta a que los motivos de esta denuncia podrían estar relacionados realmente con la imposición de una cuota mensual a los socios de Élite Barcelona.

 

“La implantación de la cuota mensual fue aprobada en el mes de abril por la asamblea, no por la junta directiva, y algunos pensaban que no iba a ir tan bien como está yendo. En mayo ya son 400 socios los que han aportado su cuota y esperamos llegar al millar a finales de 2021”, explica Álvarez, que apunta a ésta como uno de las razones que habría llevado a este socio a denunciar a la junta directiva.

 

“Nos dijeron que estábamos robando, les dimos las cuentas, las tienen y no denunciaron nada. Nos dijeron que con el asunto de la PIT y Elpidio Silva tendrían que pagar 88.000 euros por socio y no sucedió. Ahora dicen que manipulamos las elecciones y van a chocar de nuevo”, asegura Álvarez.

 

A partir de este momento se inicia un procedimiento y serán los juzgados los que deberán dirimir si hubo o no irregularidades en las elecciones. Desde la candidatura ganadora de las mismas aseguran que van a ir representados por el bufete Vosseler abogados y que van a solicitar costas por el proceso judicial.

 

Expulsión de grupos de WhatsApp

 

Por otro lado, y ante las acusaciones a la junta electoral de que podrían haber expulsado a los socios que hubieran presentado la denuncia, Álvarez recalca que únicamente se ha expulsado a tres personas de unos grupos de WhatsApp. “No hay ningún acta de expulsión de ningún socio de Élite Barcelona”, manifiesta el coordinador de la asociación barcelonesa./TAMBIÉN ES NOTICIA