La mejor información sobre el mundo del TAXI


16/10/2019

Que haya más eurotaxis “es responsabilidad de la administración”


Si vivir con una discapacidad ya es de por sí limitante, todavía lo es más cuando no puedes moverte con libertad por la ciudad. Esto es lo que denuncia Guillermo Egido, presidente de la Fundación Disgrup y uno de los motivos que le han llevado a protestar para que el Ayuntamiento de Barcelona cumpla la ley de accesibilidad y aumente la flota de taxis. “Están limitando mi libertad”, critica Egido, que ha denunciado ante varios estamentos la vulneración de sus derechos.

 

Cuando Guillermo Egido salió del hospital después de un año y medio tras haber sufrido siete ictus y una operación a vida o muerte, no encontró la ayuda que necesitaba. Esto le llevó a crear su propia organización, Fundación Disgrup, a través de la que ayuda a personas con cualquier tipo de discapacidad y grado. “Cuando salgo del hospital acudo a diferentes organizaciones de discapacitados, pero como esas discapacidades no son iguales a la mía me dicen que no, por lo que sufro también una discriminación dentro de la propia discapacidad”, nos explica el propio Egido. Ese es el germen que le impulsa a crear su propia fundación en la que ayudan a cualquier persona “independientemente del tipo de discapacidad que tenga”.

 

“No somos una organización asistencial”, nos explica. “Lo que hacemos es ayudar a nuestros socios y, además, presionar a la administración para solucionar aquellos problemas que afectan a muchos discapacitados”. Como por ejemplo lo que está pasando con el tema del taxi accesible y la Ley de accesibilidad. “Afecta a los 138.000 discapacitados que hay en Barcelona, no solo a nuestros socios”.

 

 

Porque aunque el Real Decreto 1544/2007 obliga a los ayuntamientos a que el 5% de la flota de taxis sea accesible, en la actualidad, oficialmente, solo habría 91 eurotaxis disponibles para más de 130.000 discapacitados en Barcelona. No obstante, Guillermo asegura que, “según me han explicado las asociaciones que nos han apoyado en la manifestación, la realidad es que habrá 80 o 70 eurotaxis. La cifra debería ser 525 según la ley vigente”.

 

“El ayuntamiento de Barcelona, como muchos otros ayuntamiento, no cumplen la ley de accesibilidad”, nos insiste Guillermo. “Ni en el metro, ni en el autobús, ni por supuesto el taxi, pero siempre remarco la función del taxi porque el conductor es una persona que puede acompañarte a abrirte la puerta del portal, te deja en la puerta de casa, algo que si vas en metro o en autobús no es posible, a las 3 o las 4 de la mañana y tal y como está la inseguridad ciudadana en Barcelona no es plan”, señala.

 

El RD 1544/2007 daba a los ayuntamientos un plazo de 10 años para que la flota de taxis fuera accesible. “Estamos casi en 2020 y me pregunto, ¿el único que se ha dado cuenta de que no se cumple es un pringado como yo? Porque ninguna organización lo denuncia. Entonces piensas, o yo soy muy listo o no lo entiendo. Hay una falta de interés enorme”, se lamenta.

 

Por eso, bajo el lema, “las personas con discapacidad no somos ciudadanos de segunda” y preguntándose “por qué Barcelona no cumple la ley de accesibilidad”, la Fundación Disgrup se manifestó el 11 de octubre con el apoyo de prácticamente todas las asociaciones del sector.

 

 

 

PUEDES LEER EL REPORTAJE COMPLETO EN NUESTRO NÚMERO DE OCTUBRE