La mejor información sobre el mundo del TAXI


26/07/2021

El Supremo se plantea modificar su sentencia del 1/30


El Tribunal Supremo volverá a estudiar la proporcionalidad 1/30 que debe haber entre taxis y VTCs, tras admitir a trámite un recurso de casación presentado por Cabify contra una sentencia previa del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid que rechazaba conceder mil VTCs a la compañía.

 

 La Sala de lo Contencioso Administrativo del Alto Tribunal ha decidido admitir la cuestión planteada por Cabify y ahora se plantea “reforzar, completar, matizar o, en su caso, corregir la jurisprudencia” sobre la ratio 1 VTC/30 taxis que quedó fijada con una sentencia del propio Tribunal Supremo de junio de 2018. Esto significa que ahora el Supremo se va a volver a pronunciar sobre su propia sentencia para ver si ésta es contraria a la normativa europea.

 

En concreto, Maxi Mobility Spain S.L (Cabify) planteó en su recurso que la limitación 1/30 no iba acorde con ciertos artículos del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea relativos a la libertad de establecimiento en el mercado y a las ayudas de carácter estatal.

 

El Supremo entiende que en su sentencia de hace tres años no fijó posición sobre las implicaciones o consecuencias jurídicas que tendría la implantación del 1/30 con respecto a la normativa europea. No se plantearon los magistrados de la Sala si establecer esa limitación suponía un perjuicio para las VTCs contrario al derecho comunitario e, indirectamente, una ayuda al sector del taxi.

 

En relación a esto, en su auto el TS recuerda que ya este pasado mes de enero, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya trasladó una cuestión prejudicial al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (TJUE) planteando las mismas cuestiones sobre la ratio 1/30.

 

Miles de VTCs en el aire

 

Hay que recordar que la sentencia que limitó la concesión de VTCs al amparo de la proporción 1/30 blindó la concesión de autorizaciones desde que se publicó en 2018. Pese a la sentencia, empresas de VTCs como Cabify habían solicitado a las distintas comunidades autónomas más autorizaciones de VTC.

 

Fue el caso de lo que sucedió en la Comunidad de Madrid, donde la Dirección General de Transportes se negó a conceder mil autorizaciones a Cabify al entender que estaba limitado por el Supremo. Cabify recurrió ante el TSJM, que a principios de este mismo año rechazó dicho recurso. Sin embargo, la compañía siguió con su línea de impugnaciones y llevó el caso hasta el Tribunal Supremo que ahora ha decidido admitir a trámite el recurso de casación presentado por la compañía para volver a debatir. la cuestión/TAMBIÉN ES NOTICIA