La mejor información sobre el mundo del TAXI


19/02/2020

Taxista demuestra en los tribunales que la Guardia Civil lo multó sin pruebas


Un taxista zaragozano se negó a reconocer una infracción de la Dirección General de Tráfico (DGT) alegando que nunca la cometió, y después de que se desestimaran tres recursos decidió acudir a los tribunales que ahora le han dado la razón, recordando que un agente no puede sancionar “lo que no ve”.

 

Según recoge El Heraldo, el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 5 de Zaragoza ha anulado la multa, dando razón al taxista frente a la actitud de la Jefatura Provincial de Tráfico que desestimó hasta en tres ocasiones los recursos del taxista alegando que los agentes de la Guardia Civil siempre tienen presunción de veracidad.

 

Los hechos se remontan a la primavera de 2019 cuando se produjo un choque entre dos turismos en una rotonda. Ante el incidente se presentaron en el lugar, agentes de la Guardia Civil de Tráfico, que al escuchar la versión de los dos conductores, concluyeron que la culpa había sido del taxista.

 

Sin embargo, el abogado que contrató el taxista insistió en que no había “ninguna prueba” de que la culpa fuera de su cliente y recordaba que los agentes no habían podido presenciar el choque. Precisamente ese hecho ha permitido al abogado  invocar la doctrina del Tribunal Constitucional en la que la presunción de veracidad de los atestados en los que los agentes no estén es “inoperante”.

 

Por último, el taxista se muestra en cualquier caso insatisfecho con el hecho de que el juzgado no haya condenado a la DGT a las costas procesales.

 

TAMBIÉN ES NOTICIA