La mejor información sobre el mundo del TAXI


23/10/2020 - Gaceta del Taxi

"El taxi tiene que darle al cliente lo que le gusta"


Viejo conocido del sector, Miguel Ruano lleva 14 años presidiendo la Asociación Provincial de Autónomos del Taxi de Córdoba, Autacor, -su última reelección fue el pasado 30 de septiembre-, 11 años al frente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi y varias legislaturas como vicepresidente de Fedetaxi. También ha sido socio fundador de la Asociación de Radio Taxis de España, ARTE, propietaria de la aplicación Pidetaxi. Una dilatada experiencia que le ha llevado a volver a presentarse a unos comicios que, en un primer momento, no entraban en sus planes. “No era tiempo de marcharse y así me lo hicieron ver muchos compañeros, que no era momento de hacer experimentos”, nos ha confesado.

 

Ruano, que es un firme defensor de que el taxi debe seguir trabajando siempre en la excelencia, confía en que las nuevas normativas pendientes de aprobarse permitirán al sector del taxi, vía aplicación, competir con el precio cerrado, tarifa máxima o con la fórmula de compartir vehículo. Diferentes opciones con las que retener a los usuarios que se han marchado con la competencia. No obstante, para conseguir este objetivo es también necesario que la app Pidetaxi siga creciendo. “Es algo que no puede parar y que tiene tiene que funcionar perfectamente”, nos ha señalado.

 

Gaceta del Taxi.- Después de siete legislaturas, ¿qué le ha motivado a presentarse una vez más a las elecciones de Autacor?

Miguel Ruano.- Principalmente la situación que tenemos ahora mismo. No era tiempo de marcharse y así me lo hicieron ver muchos compañeros, que no era momento de hacer experimentos. Posiblemente hasta febrero, justo antes de la pandemia, no tenía pensado seguir, pero me encuentro bien y estoy seguro de que en esta situación que estamos sufriendo, la experiencia y el conocimiento normativo es importante. Hay muchos asuntos que se están llevando a cabo para intentar salir de esta situación, porque se están modificando una serie de normativas a nivel andaluz, que son importantes para el futuro de la actividad con y sin pandemia. 

 

Eso me ha llevado a no abandonar motu proprio el barco y dejar que sea el colectivo quien lo decidiera. En esta ocasión hemos hecho el proceso democrático más grande que ha habido en Córdoba, porque hemos pasado de celebrar elecciones dentro del marco de una asamblea a hacer jornada electoral, con una participación del 78%, una barbaridad si comparamos a cuando se hacía bajo el marco asambleario, que votaba un 40% que eran los que asistían. De todas las veces que me he presentado, y son muchas porque los mandatos en Córdoba son de dos años, es la segunda vez con una mayoría más aplastante. Es el 71% frente al 28%, que después de tantos años al frente de la asociación es importante y me siento orgulloso. 

 

G.T.- ¿Qué programa ha presentado para hacerse con el apoyo de los socios? 

M.R.- Se trata de un programa de continuidad, porque había una serie de gestiones que estaban en trámite, desde el punto de vista normativo, que luego van a tener sus consecuencias a nivel local, como la modificación del Reglamento andaluz que después implicará la modificación la ordenanza del taxi de Córdoba. Esa norma permitirá al sector del taxi, vía aplicación, competir con el precio cerrado, tarifa máxima o con la fórmula de compartir vehículo. Autacor engloba al 97% de los taxistas de Córdoba y es evidente que a nivel interno tenemos que realizar una serie de mejoras, además de que tecnológicamente queremos que nuestra emisora Pidetaxi siga siendo la segunda ciudad de España donde más se piden servicios a través de la aplicación después de Madrid.  

 

G.T.-  En Córdoba el radio taxi tradicional ha pasado a llamarse como la app, Pidetaxi. ¿Cómo está funcionando en Córdoba? 

 

M.R.- Nos gustaría ir mucho más rápido porque creemos que dentro del mercado de aplicaciones desarrolladas por el taxi somos la mejor aplicación, pero no nos podemos conformar con eso y habla una persona que es parte de los fundadores de la Asociación Radio Taxi de España. Tenemos mucha inquietud, mucha ganas pero no nos acompaña la rapidez en la implementación de las novedades que necesitamos en la aplicación, tanto por cuestiones tecnológicas como económicas, que al final van de la mano. En Córdoba, entre el 6,5-10% de los servicios se solicitan mediante la app dependiendo de la época del año. Una cifra que queremos que siga creciendo. Este año no hemos hecho el descuento que hicimos en 2019 y que nos convirtió en la segunda ciudad con más servicios de Pidetaxi después de Madrid. Era un sistema muy complicado y queríamos que se hiciera a través de la app. Necesitamos esa evolución de la aplicación, para que tecnológicamente este tipo de acciones resulten más sencillas para nosotros. 

 

G.T.- La app también tiene una gran implementación en otras ciudades andaluzas, ¿qué valoración se hace? 

M.R.-  Como sabes, Andalucía tiene un gran peso dentro de ARTE y muchas ciudades turísticas necesitan que la aplicación siga creciendo. Es algo que no puede parar y que tiene tiene que funcionar perfectamente. Su geolocalización, su interfaz… Además, la valoración del usuario tiene que tener un traslado al taxista, que tenga una consecuencia. Si tú no das un buen servicio eso te penaliza. Somos un ejército de personas muy difícil de controlar, para algunas cosas nos gusta ser un sistema regulado y para otras cuestiones no. El taxista debe saber que tiene que haber una acción-reacción. 

 

 

El efecto de la competencia

G.T.- En marzo de este año, en pleno estado de alarma, Uber anunció que abandonaba Córdoba. ¿Cómo ha sido la convivencia con esta plataforma?

M.R.- Uber se marchó en marzo y hace poco ha anunciado que se marcha definitivamente de la ciudad. Hemos estado conviviendo con ellos durante año y medio y ya hemos aprendido lo que es tener compañía no deseable, aunque solo haya sido una treintena de vehículos. La competencia nos ha hecho ver mejor nuestros defectos, y el taxi tiene que darle al cliente lo que le gusta de estas aplicaciones, como el precio cerrado. Por otro lado es importante seguir trabajando la excelencia. Es un tema interno fundamental, que tenemos que hacer aunque sea desagradable para los dirigentes y no encuentre la receptividad necesaria de los taxistas. No es solo la calidad del servicio, también hay que luchar contra los tópicos pasados. Este es, para mí, el mejor camino. Hay otros caminos, el normativo, por ejemplo, pero este es el deseable. No podemos centrar todas nuestras esperanzas en ello, porque hablamos de años vista y no sería responsable por nuestra parte. 

 

[...]

TAMBIÉN ES NOTICIA

 

PUEDES LEER LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ