La mejor información sobre el mundo del TAXI


19/10/2018 14:26:07

Demanda contra la promotora de “Save the taxi”


La empresa Dubidú Estudio, encargada de la elaboración y distribución del merchandising de la campaña Save The Taxi, ha demandado a Carolina Pérez Gavilán y a su empresa, Agencia MC Art, por el impago de 47.625 euros. Una situación que, según nos ha explicado el responsable del estudio, Luis Peralvo, llevan más de un año arrastrando, a pesar de que Pérez firmó un reconocimiento de deuda en el mes de mayo que no ha cumplido. Mientras tanto, de la película para la que se recaudaban fondos y que aborda la situación del taxi, apenas se sabe nada.

 

Gaceta del Taxi.- ¿Cómo entra en contacto con Carolina Pérez Gavilán y en que consiste su relación?

 

Luis Peralvo.- Ella viene recomendada por un amigo, y por eso empezamos a echarle un cable. Nos cuenta que su idea es hacer una película para ayudar al taxi, una idea buena, positiva. Para eso necesita financiación y parte de esa financiación consistía en la creación del movimiento Save The Taxi de lucha contra las VTCs. Ese movimiento estaba directamente relacionado con la venta de merchandising que le compran los taxistas y con el pequeño beneficio que obtenía, utilizarlo para la financiación de la película. Tal y como nos explicó, su intención era promover la venta de estos artículos a través de las asociaciones del sector.

 

Como partía sin dinero, ni financiación de ningún tipo,  a nosotros nos pide que le ajustemos los precios de los productos que van en el pack Save The Taxi, que se venden a 25 euros, y hacemos parte del trabajo sin apenas beneficio. Además, se le permite pagar no a 60 o 90 días como es habitual en este sector, sino a 6 meses, para que fuera pagando poco a poco. Pero esos 6 meses se convirtieron en un año y ese año en otros seis meses y hasta ahora.

 

G.T.- A día de hoy, octubre de 2018, ¿en qué situación se encuentra el pago de esa deuda?

 

L.P.- Sigue sin pagar y por eso hemos presentado una demanda ante el juzgado. Debo decir que en mayo de este mismo año, Carolina, en representación de su empresa, Agencia MC Art, firmó un reconocimiento de deuda por un montante de 47.625,60 euros, que es lo que nos debe. La idea era pasarle un recibo para que pagara de manera mensual la deuda, de forma aplazada y una vez más con todas las facilidades. Sin embargo, estamos a octubre y aunque ella me ha asegurado personalmente, vía telefónica y vía whatsapp que me va a pagar, eso no ha sucedido.

 

G.T.- Hablamos de una deuda muy grande en apenas un año de trabajo con ella. ¿Qué servicios le prestaron a esta empresa relacionados con la campaña Save The Taxi?

 

L.P.- Nosotros nos encargamos de la elaboración de todo lo que había en los packs o cajas que se vendían a los taxistas: tazas, pegatinas, llaveros, chapas. Pero además, nos encargamos de contratar a las azafatas -hasta 34 en la jornada de paro del 30 de mayo de 2017-, la instalación de puntos de venta en las manifestaciones, la producción de camisetas, se hicieron 2.000, así como la pegada de carteles que hubo promocionando la campaña Save The Taxi. Y también la distribución la controlábamos nosotros, por lo que sé, más o menos, cuanto dinero pudo haber ingresado solo con la venta de las cajas. Según mis cálculos, estamos hablando de unos 35.000 euros, a los que hay que añadir lo que se recaudaba durante las manifestaciones, que era una locura, porque se vendía todo. Hablo de hasta 2.000 euros en una jornada de 2 horas.

 

Cuando en septiembre de 2017, ante la situación de impago que estamos viviendo decido dejar de adelantarle el pago de los envíos, sé que mandó recoger de mi empresa, que le hacía las veces de almacén, unas 500 cajas de merchandising que, según me dijeron de la empresa de transporte, se enviaron a las asociaciones. Qué ha pasado con ellas, lo desconozco. Pero se hicieron 2.000 cajas.

 

G.T.- En mayo firma la aceptación de deuda, por la que ella se compromete a pagar de forma mensual la deuda contraída con su empresa. Sin embargo, la situación no cambia. ¿Recibe alguna explicación al respecto?

 

L.P.- Ella me dice que va a pagar de acuerdo a la aceptación de deuda que firmamos en mayo de este mismo año y, para eso, me asegura que ha pedido dinero a unos amigos. Sin embargo el pago nunca se efectúa y cuando le pregunto, siempre tiene alguna excusa preparada. Al ver que no paga, que siempre me da largas y que no hay ninguna buena intención por su parte, procedo a interponer esta demanda contra ella y contra su empresa.

 

La situación es tan surrealista que incluso me mandaba pantallazos de transferencias que después anulaba. No tiene vergüenza de ningún tipo, se sienta delante de ti y te dice “es que no duermo pensando en que debo pagarte”, cuando no hace nada por pagarte. Me manda audios llorando. Pero todo son palabras, y si tuviera intención o buena voluntad pues todavía, pero no tiene ningún  interés y así lo ha demostrado en los últimos meses. Siempre responde, no tiene ningún tipo de moralidad. Se ríe de ti en tu cara.

 

G.T.- ¿Cree que recuperará todo o parte del dinero?

 

L.P.- Es prácticamente imposible recuperar el dinero, porque ella a su nombre no tiene nada. Vive al día, y vive de esto, de ir aprovechándose de la gente y de las empresas.

 

G.T.- ¿Por qué hacer pública su historia?

 

L.P.- Quiero que todo el mundo sepa a qué se dedica esta chica, porque impagados tengo todos los días, pero con la desfachatez de esta chica, que me escribe por la mañana para decirme “aguanta que estoy camino del banco para hacerte la primera transferencia” y no hacértela…

 

Además, según hemos podido ver en internet, no somos los únicos a los que ha dejado una deuda. Antes de estar en el mundo del cine, se dedicaba a la moda y ahí, según hemos podido averiguar, también ha dejado su huella. Lleva muchos años así. Viviendo al día y arruinando empresas como la mía.

 

 

SI QUIERES LEER MÁS DETALLES DESCARGUE EL PDF CON LA REVISTA COMPLETA