La mejor información sobre el mundo del TAXI


19/03/2021

Carabante: "No somos tanto de regular como de permitir que el taxi pueda competir"


La licencia por puntos, la flexibilización del servicio en caso de caída brusca de la demanda, el taxi compartido o el pago vía móvil son algunas de las novedades que recoge la nueva Ordenanza del taxi de Madrid. Entrevistamos al Delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, que recuerda que el texto se encuentra en periodo de alegaciones e invita a todos los taxistas a participar en el documento definitivo. “El objetivo que tenemos todos es dar un mejor servicio”, ha señalado a nuestro medio.

Gaceta del Taxi.- La inclusión de una licencia por puntos no ha gustado a ninguna asociación del sector, que reclama que se modifique por una cartilla por puntos. ¿Es un cambio factible?

 

Borja Carabante.- La Ley de Ordenación de Transportes Terrestres Urbanos no permite que esa retirada de puntos vaya sobre el conductor, no tenemos competencia sobre ello. En todo caso, si encontráramos la fórmula jurídica de hacerlo, lo haríamos. De todas maneras ahora, como sabéis, hay un trámite de información pública durante un mes en el que recogeremos las alegaciones que nos haga el sector y otras organizaciones y suponemos que sobre esto harán alguna aportación. Pero a día de hoy, lo que hemos estudiado nosotros es que no puede hacerse sobre el conductor sino sobre el titular de la licencia. 

 

G.T.- ¿Qué aporta esta licencia por puntos al sector?

 

B.C.- Que los ciudadanos tengan mejor garantía de sus derechos, que se esté prestando un servicio adecuado conforme a la Ordenanza y que si se incumple se pueda tener una sanción e incluso retirarse dicha licencia es una garantía para los consumidores, de igual manera que existe la retirada de la licencia a un restaurante o un bar. Cuando se tiene una mayor garantía de los derechos de los consumidores uno se siente más cómodo utilizando ese servicio y se genera mayor calidad del servicio. 

 

G.T.- Uno de los aspectos que desde el taxi venían pidiendo al Ayuntamiento era la posibilidad de regularse ante una situación como la que se está viviendo en estos meses de pandemia.¿Será posible con la nueva Ordenanza?

 

B.C.- Lo que queremos es poder incorporarlo para que si se produce una situación del mismo tipo, podamos hacerlo, aunque no está condicionado solo a la pandemia. Lo que dice la Ordenanza es que cuando se produzca una reducción de la demanda del 50% durante dos meses continuados el Ayuntamiento podrá dictar resolución para reducir la oferta en ese 50% teniendo con independencia de la causa que lo provoque. Esto viene a reafirmar lo que nosotros decíamos, que necesitábamos el instrumento jurídico para poder hacerlo. Y en este caso el instrumento jurídico que necesitábamos era la Ordenanza.

 

G.T.- El texto que ahora se expone públicamente, ¿ha sido consensuado con las asociaciones?

B.C.- Les hemos informado de aquellas cuestiones que hemos considerado relevantes a incorporar. Algunas otras no se han incorporado porque a ellos no les parecía adecuado, otras continúan en debate a la espera de esas alegaciones que van a producirse en este mes. Por ejemplo, había cuestiones como el tema vestimenta que han sido flexibilizadas por ellos. Hemos añadido otros temas para la obtención de las autorizaciones y algún tema de procedimiento para la renovación. Hemos tenido muchas reuniones en las que les hemos explicado aquellas cuestiones que nos parecían esenciales incorporar a la Ordenanza. 

 

No se ha incorporado por ejemplo la figura jurídica ni la pretensión de algunas organizaciones de consumidores de ampliar el horario laboral y flexibilizar más la prestación del servicio en cuanto a las horas  porque sabemos que el sector del taxi no estaba de acuerdo. Lo importante es lo que suceda las próximas semanas, porque insisto, es un texto completamente abierto.

 

G.T.- Usted ha pedido en varias ocasiones que el Pleno respalde el texto definitivo. ¿Prevé muchos cambios tras el periodo de alegaciones?

 

B.C.- Espero que este texto no sea el que se apruebe, porque eso significaría que no hemos recogido las aportaciones del sector ni del resto de colectivos o que no se han hecho aportaciones sustanciales. Estoy convencido de que, no solo el sector del taxi, sino madrileños y organizaciones así como los grupos municipales mejorarán el texto. Precisamente este periodo de información pública de debate público hará que crezca y nosotros estamos abiertos a asumir las alegaciones que se hagan. El objetivo que tenemos todos es dar un mejor servicio.

 

Competencia en igualdad de condiciones

G.T.- La Ordenanza incluye lo que usted ha denominado herramientas competitivas, ¿en qué consisten? 

 

B.C.- Instrumentos que les permitan a los taxistas competir con otros medios de transporte como las VTCs a través de, por ejemplo, el precio cerrado máximo. Esta es una de las ventajas que tiene la precontratación del servicio con las VTCs, y al taxi esta herramienta le va a permitir competir en igualdad. También incorporamos la mejora de la tecnología, como el pago a través del móvil, el bucle magnético para las personas con discapacidad auditiva u ofrecer un servicio distinto al de las VTCs, como es el taxi compartido. Todos ellos son herramientas permiten que el taxi pueda reinventarse. Pero para que haya esa competencia en igualdad de condiciones, por el otro lado también tienen que cumplir ciertas regulaciones, aunque en este caso compete a la Comunidad de Madrid. 

 

G.T.- Es obligado trasladarle una pregunta que muchos taxistas se estarán haciendo, ¿qué van a hacer con la Ordenanza de VTCs aprobada por el anterior gobierno municipal?

 

B.C.- Siempre he dicho que eso no es una competencia municipal, que es una competencia que depende de la Comunidad de Madrid porque la tiene delegada a su vez por el Ministerio de Fomento. Los ayuntamientos no tenemos capacidad regulatoria para regular los vehículos de alquiler con conductor y estamos a la espera de que la Comunidad de Madrid concluya dicha regulación. Lo que sí hemos dicho es que no somos tanto de regular como de permitir que el sector del taxi pueda competir, y en ese sentido esta Ordenanza da respuesta a esta cuestión que decía. 

 

PUEDES LEER LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ

TAMBIÉN ES NOTICIA