La mejor información sobre el mundo del TAXI



PASAJEROVIP

Fecha de publicación: 31/03/2016 11:24:39

PASAJEROVIP-DICIEMBRE 2015


La transformación que sufren las grandes ciudades con la llegada de la Navidad no es consecuencia de los nuevos tiempos. Desde hace siglos, las principales ciudades del centro de Europa abren al público sus grandes plazas donde poder adquirir productos artesanales y disfrutar en familia de estas señaladas fechas. Con fuerte tradición alemana, estos mercadillos han crecido y se han extendido por todo el continente. 

 

 

Dresden StriezelMarkt, Dresde

 

En el corazón de la barroca ciudad de Dresde se encuentra uno de los mercados navideños más antiguos de Europa. Desde 1434 la histórica plaza Altmarkt se engalana para recibir a miles de visitantes deseosos de disfrutar de las más tradicionales costumbres de Navidad. Este mercado principal está rodeado de otros más pequeños que hacen de la ciudad una de las más encantadoras en estas fechas. Los turistas pueden disfrutar del Stollen, pan dulce típico de la región de Sajonia, que cada año se prepara allí en cantidades gigantescas de hasta cuatro toneladas.

 

 

Weihnachtszauber Gendarmenmarkt, Berlín

 

La magia de la navidad se concentra en una de las plazas más importantes y bellas de la capital de Alemania, la Plaza de los gendarmes. En este lugar, construido en 1688 para dar cobijo a inmigrantes franceses, los turistas podrán disfrutar de una combinación de ocio familiar casi perfecta. A la venta de productos artesanales se unen conciertos musicales y espectáculos teatrales al aire libre que hacen de este lugar algo verdaderamente mágico. Un disfrute para la vista pero también para el gusto, pues los dulces típicos de la zona junto con el vino caliente acompañado de especias no pueden faltar en estas fechas navideñas.

 

Plaza de la Ciudad Vieja, Praga 

 

 

Hay un total de cuatro mercados navideños en Praga situados unos muy cerca de los otros. Sin embargo, hay uno que predomina en cuanto a volumen y espectacularidad y ése es el que se encuentra en la plaza de la Ciudad Vieja de la capital checa. Allí, entre conciertos y eventos musicales, los visitantes que lo deseen pueden disfrutar de las costumbres navideñas típicas de la zona. La luz cobra en este mercado una gran importancia, y todo gira en torno a un gran árbol de navidad iluminado que se convierte en el foco principal de quienes quieren llevarse un recuerdo fotográfico de este provisional paraíso navideño.

 

 

Plaza de la Catedral, Estrasburgo

 

Se trata, sin duda, de unos de los más famosos, grandes y encantadores mercados  navideños de cuántos hay en Europa. Tanto es así que Estrasburgo se denomina a sí misma durante esta época como la capital de la Navidad. Situado en la región de Alsacia, se abrió por primera vez en 1570 y, en los últimos años, recibe la visita cada año de más de dos millones de personas. La mezcla de aventura, ilusión y ricos sabores a lo largo de sus 300 casetas cautiva a los visitantes.

 

 

Mercatino di Natale, Trento

 

A pesar de que este año “tan sólo” celebra su vigésimo segunda edición, el mercado navideño de Trento ha crecido mucho desde su nacimiento. Situado entre dos importantes plazas de la ciudad, Piazza Fiero y Piazza Cesare Battisti, volverá a ofrecer durante 46 días y a lo largo de sus 92 casetas, una gran combinación de productos artesanales, oferta gastronomía y actos culturales típicos de esta región norteña italiana. 

 

 

Hyde Park Winter Wonderland, Londres

 

 

Un claro homenaje a los tradicionales mercados navideños alemanes. Se establece en Londres desde finales de Noviembre hasta el mismo día de Navidad.  La venta y exhibición de productos artesanales típicos del país germano se combina con una enorme pista de hielo para que disfruten patinando aquellos que no teman al deporte a baja temperatura. Además, este mercado se acompaña de un circo y una gran noria que servirán para que los más pequeños distraigan su atención embaucados por el espíritu navideño.

 

 

Fira Santa Llucia, Barcelona 

 

Cada Navidad, la Avenida de las Catedrales se llena de casetas navideñas para disfrute de los más pequeños que ven como la magia de la Navidad aterriza de esa forma en Barcelona. Este mercado se estableció en la Ciudad Condal por primera vez en 1786, siendo uno de los más antiguos de toda España. Se divide en cuatro grandes sectores; los belenes y sus figuras, los árboles y la vegetación, la artesanía, y los diferentes instrumentos musicales tradicionales de estas fechas, como pudiera ser la zambomba o la pandereta.

 

 

Plaza Mayor, Madrid 

 

Desde mediados del siglo XIX, la Plaza Mayor, una de las más hermosas y emblemáticas de la ciudad, se ha convertido en un lugar imprescindible al que acudir si se quiere disfrutar de la navidad en familia. A lo largo de los más de cien puestos que constituyen el mercadillo, los turistas podrán adquirir artículos decorativos navideños disfrutando de la mejor gastronomía madrileña. No muy lejos de éste, se encuentra en la Plaza de España, el Mercado de Productos Artesanales, creado para impulsar el comercio tradicional en estas fechas navideñas.





Tags:   · 


Si esta información te ha sido útil, compártela:


+ PASAJEROVIP
PASAJEROVIP-OCTUBRE 2017  NUESTRO MAGAZINE CULTURAL PARA LECTORES INQUIETOS...

PASAJEROVIP-SEPTIEMBRE 2017  NUESTRO MAGAZINE CULTURAL PARA LECTORES INQUIETOS...

PASAJEROVIP-JULIO2017  NUESTRO MAGAZINE CULTURAL PARA LECTORES INQUIETOS...

PASAJEROVIP-JUNIO2017  NUESTRO MAGAZINE CULTURAL PARA LECTORES INQUIETOS...

PASAJEROVIP-MAYO 2017  NUESTRO MAGAZINE CULTURAL PARA LECTORES INQUIETOS...