La mejor información sobre el mundo del TAXI



TAXOMETRO

Fecha de publicación: 27/03/2017 10:59:52

Carta abierta a Ana Rosa Quintana


Esta semana he tenido la desagradable experiencia de ver el vergonzoso ejercicio de periodismo que ha dirigido desde su programa especializado en el mundo del cotilleo. En él se ha limitado a jugar a desinformar sobre el taxi, para tapar las irregularidades de las empresas que les trasladan a cambio de publicidad.

Llamaría la atención que un programa del corazón llevase una semana hablando del taxi, si no fuera porque sus contertulios llegan y se van de él montados en una VTC como si fueran Ministros o grandes empresarios. Jamás algunos mamarrachos pudieron aspirar a tanto.

 

Sí, les llamo mamarrachos porque un periodista serio no elevaría a la categoría de noticia algo que no deja de ser anecdótico. Que en Madrid haya 600 ó 700 licencias en gestión no deja de ser una desgracia, sobretodo para el conjunto de titulares de licencia que somos quienes más lo padecemos, pero es fundamental dimensionar este problema dentro de las 15.723 licencias de taxi que prestan servicio en el APC. Es decir que es un problema que se circunscribe al 5% de los titulares de licencia. 

 

Precisamente el inicio de esta polémica televisiva comenzó hace unas semanas con la movilización que miles de titulares de licencia realizamos, frente a la sede del Ayuntamiento, convocados por todas las asociaciones del taxi de Madrid, para exigir el cumplimiento de 4 sencillas reivindicaciones. Curiosamente una de ellas era que desde el Ayuntamiento se tomaran las medidas necesarias para acabar con las actividades de arriendo y gestión de licencias que se producen en determinados lugares de la capital y que además es de sobra conocido en el consistorio.

 

Es lamentable escuchar a un pseudo periodista decir que un asalariado de este 5% de taxis en gestión tiene que recaudar para 3 (conductor, gestionador y titular), cuando el 60 ó el 70% de las VTCs lo tienen que hacer para 4 (conductor, gestionador, vtcero y app). No os lo vais a creer, pero resulta que esos mismos gestionadores de licencias también lo son de VTCs. ¡Qué sorpresa! Pero si viven por y para el taxi…

 

Señores contertulios de programas del corazón, existe una gran diferencia entre el sector del taxi y el de las VTCS. En el taxi hay un 5% de licencias gestionadas que no representan al colectivo, de hecho el otro 95% le viene exigiendo cíclicamente, desde hace más de una década, a la administración que actúe contra ellas. Por el contrario, el 75% de las VTCs porfían en tratar de contratarse vulnerando la normativa que las regula (para el que se pregunte de donde saco el porcentaje, hay medio millar pre ómnibus y 1500 post ómnibus)

 

Queda muy bien que la Sra Ana Rosa diga que no se le pueden poner puertas al campo, que el proceso de liberalización es imparable y que está sucediendo en todo el mundo, desde uno de los 2 únicos canales de televisión privados con licencia estatal para emitir en abierto (Mediaset y Atresmedia). ¿Qué pasaría si esas licencias de televisión fuesen libres y hubiera 50 canales de televisión privada en abierto? ¿Cobrarían usted y sus colaboradores lo mismo? ¿Pagarían lo mismo los anunciantes por salir en su cadena durante la emisión de su programa? Seguramente no tendría dinero su productora para pagarle los coches de Cabify que contratan como si fueran taxis para que los trasladen. Piense un poco e infórmese de los temas antes de abordarlos de una forma tan frívola. Tenga en cuenta que esto es un tema serio, no es como hablar de la paternidad de la hija de la Esteban o comentar si merece ganar GH Fulanito o Menganita.

 

No meta más la pata diciéndonos que deberíamos llegar a un acuerdo con las VTCs para convivir todos. Para su información el acuerdo ya existe y está recogido en la normativa que regula a ambas actividades. Ellos deberían hacer su trabajo sin inmiscuirse en otra actividad que su regulación sí le autorizada a circular y aguardar para favorecer la captación de clientes, pero claro alquilándose con antelación, como es preceptivo para ellas, no obtienen rendimiento 2.000 VTCs (y las que están por conceder), así que es mejor ponerse  en cualquier esquina próxima a un hotel, empresa, polígono, estación, aeropuerto, etc... para ser contratados de un modo para el que no tienen autorización. 

 

Después basta con pagar a lo más ruin del mundillo de la comunicación para que digan lo malos que son los taxistas. ¿Se imagina que las decenas de emisoras de radio que se sintonizan desde cualquier smart-TV pero que se escuchan con la pantalla en negro porque no tienen una licencia audiovisual, se pusieran a emitir programas de TV? ¿Qué pensaría usted si alguien le dijera que debería llegar a un acuerdo con ellos para compartir sus anunciantes porque todos tienen que convivir?

 

Lástima de falta de profesionalidad que demuestra como comunicadora. La hay en todas las profesiones, la mía no es ninguna excepción, la diferencia es que yo no la generalizaré al conjunto de su profesión por sus malas praxis. Simplemente es una deficiencia suya que no define al conjunto de comunicadores. Después queda de puta madre ir de progre haciendo demagogia con las injusticias que hay por el mundo, mientras desde su programa promueve que multinacionales traten de arrebatar a 70.000 autónomos su medio de vida.

 

El pasado 22 de marzo, tras el atentado de Londres, los taxis llevaban gratuitamente a los afectados, mientras UBER multiplicaba por 4 su tarifa dinámica. No fue ninguna excepción ya sucedió antes en París, Niza, Sidney, también sucedió en Nueva Orleans con el Katrina e incluso el taxi de Madrid también supo estar a la altura el 11M de 2004. Esa es la diferente sensibilidad que tienen las personas y las multinacionales que sólo las mueve el capital. Pero eso no es noticia…¡En fin!

 

Leonardo Movilla, taxista de Madrid 



Tags:  opinión · taxómetro · 


Si esta información te ha sido útil, compártela:


Otros enlaces de TAXOMETRO